Por qué invertir en un diseño profesional para tu sitio web corporativo

El diseño y la usabilidad web deben ser lo suficientemente efectivos como para que, en cuestión de segundos, los usuarios decidan permanecer y conocer más sobre tus productos o servicios. En este artículo repasamos algunos aspectos básicos que deben considerarse a la hora de crear o renovar el sitio web de cualquier empresa.

 

 

La importancia de tu página web corporativa

La tecnología digital ha provocado la necesidad de una gratificación instantánea. De ahí que a un usuario le tome menos de 3 segundos formarse una opinión sobre tu sitio web y determinar si abandona o se queda como cliente potencial.

Tu sitio web corporativo no solo debe ofrecer a los usuarios lo que estos esperan o necesitan, sino que debe hacerlo de una manera rápida, atractiva y que facilite la toma de decisiones.

Es por esto que, antes de comenzar con la renovación de tu sitio web corporativo, es fundamental considerar aspectos profesionales de diseño web y experiencia de usuario (UX/UI); algo que en no pocas ocasiones se omite, o que más bien se da por sentado, comprometiendo tu estrategia digital y —en consecuencia— el éxito de tu negocio.

De acuerdo con un estudio de la empresa de software Adobe:

  • 39% de los visitantes abandonarán un sitio web si las imágenes no se cargan o tardan demasiado en cargarse.
  • El 38% dejará de interactuar con un sitio web si lo encuentran poco atractivo.
  • El 44% no volverá a visitar un sitio web corporativo si no hay información de contacto o número de teléfono.

Un diseño web profesional, ante todo, infunde confianza en tu empresa. Según una investigación del Web credibility research de Stanford, el 75% de los usuarios hacen juicios sobre la credibilidad de una empresa en función del diseño de su sitio web.

Un sitio web que no es fácil de usar y comprender, o que no ofrece relevancia, puede resultar en pérdida de ventas, recursos internos desperdiciados y afectar la reputación de marca. Todos estos costos demasiado altos que en ningún caso deberías asumir.

Tu página web corporativa es la principal ventana a tu empresa. Según lo que vean a través de esta, tus clientes potenciales se quedarán contigo o se irán con la competencia.

Las primeras impresiones importan, y mucho

En marketing y comunicación digital, las primeras impresiones están altamente relacionadas con el diseño y la usabilidad (UX/UI); es decir, con el atractivo visual, la calidad de navegación y la efectividad comunicativa.

Un estudio sobre Human Computer Interaction, presentado en una conferencia Internacional en Cambridge, reveló hace ya un tiempo que las primeras impresiones están relacionadas en un 94% con el diseño web.

Además, dicho estudio también demostró que el atractivo visual y la proyección estética de un sitio web corporativo es el principal factor determinante a la hora de generar credibilidad y motivar decisiones de compra entre los usuarios.

Esto, por supuesto, no significa que el contenido carezca de importancia. Más bien, lo que estos datos resaltan, es que hasta el mejor contenido se pierde cuando está integrado en un diseño deficiente.

Por su parte, un estudio de eye-tracking identificó que —en general— los usuarios no brindan más de 6 minutos al contenido escrito de un sitio web.

A partir de este último estudio surgió un concepto clave en el diseño web corporativo, el cual se conoce como «divulgación progresiva«.

La clave de la divulgación progresiva está en saber crear interacciones y experiencias comunicativas orgánicas, de modo que no se ‘bombardee’ a los usuarios con contenidos inoportunos, pero que sí puedan ser fácilmente encontrados en el lugar y el momento adecuados.

Métodos para identificar qué funciona y qué no en diseño y usabilidad web

Es fundamental comprender quiénes son tus clientes, qué necesitan, qué hacen, sus motivaciones y hacia dónde van sus deseos. Solo así podrás responder con tu equipo creativo preguntas como estas:

  • ¿Cuáles son las necesidades y los objetivos de tus clientes?
  • ¿Por qué tus clientes tienen esas necesidades y objetivos?
  • ¿Qué tipo de actividades hacen y no hacen tus clientes, y qué piensan y sienten durante esos momentos?
  • ¿Por qué tus clientes hacen y no hacen determinadas cosas, y por qué piensan y sienten de la forma en que lo hacen en esos momentos?
  • ¿A dónde van tus clientes, qué acciones toman y cuándo toman esas acciones?
  • ¿Cómo prefieren tus clientes alcanzar sus objetivos o completar tareas a un alto nivel?

Existen diversas metodologías para recopilar estos datos. Elegir la mejor depende de tus datos existentes y de los resultados que busques, pero algunos métodos de investigación de usuarios comunes incluyen:

  • Analytics/session replay: métricas y grabaciones de lo que hacen los usuarios en tu sitio web. Resultados: Identifica los comportamientos actuales de tus clientes y los problemas que se encuentran.
  • Prueba multivariante (MVT) y A/B: El test multivariante intenta mostrar diferentes variables de una versión y compararla con otra. Los test A/B modifican una sola variable, el MVT busca analizar varias entre sí. Resultados: compara qué diseño/disposición/mensaje funciona mejor, genera más conversión, una mayor respuesta del cliente o si aumenta el valor comercial.
  • Técnica de card sorting: es un método que se basa en las respuestas de los usuarios para construir una navegación eficiente en una página. Por ejemplo, cómo los usuarios agrupan y asocian entre sí un número predeterminado de tarjetas etiquetadas con las diferentes categorías temáticas del sitio web. Resultados: refleja cómo se debe estructurar y etiquetar la navegación y el contenido de tu sitio web.
  • Prueba tree testing: esta es otra prueba de la arquitectura de la información que testea la posibilidad de encontrar temas en tu sitio web mostrando la navegación en su forma más básica y pidiendo a los usuarios que busquen elementos. Resultados: refleja si el contenido de tu sitio web actual está organizado de forma lógica.
  • Test de usabilidad: Se trata de una técnica que evalúa cómo los clientes intentan completar tareas reales en un sitio web, aplicación, dispositivo o software. Resultados: identifica dónde pueden existir problemas de usabilidad y determina con qué facilidad los clientes pueden realizar tareas.

Por último, recuerda que la cuestión decisiva de captar o perder un cliente potencial puede depender de pequeños detalles que, en suma, determinan la forma como los usuarios perciben tu sitio web la primera vez que interactúan con él.

 

>> Suscríbete a ADERAL Blog para estar al tanto de todas las novedades de la mayor agencia digital de Madrid Norte y hacer parte de una comunidad creativa y empresarial comprometida con el éxito y la transformación.