Metaverso: un nuevo mundo de retos y oportunidades

El metaverso está más cerca de lo que creemos. Muchas marcas y organizaciones se están preparando para adaptarse al cambio profundo que supone esta nueva tecnología. En marketing digital, su potencialidad como nuevo canal ofrece grandes oportunidades y retos para los negocios. En este artículo te lo contamos todo.

 

Metaverso: un nuevo mundo de retos y oportunidades

 

El imperativo de la adaptabilidad

En un contexto global de grandes cambios, todas las empresas de todos los sectores se están enfrentando al imperativo de la adaptabilidad.

Ofrecer una experiencia onmicanal a los clientes, tomar decisiones inteligentes basadas en datos y asumir la agilidad como condición sine qua non de liderazgo, son características que ya definen a las empresas adaptativas.

Estas características también serán la clave para adaptarse a la que quizá sea la tecnología más disruptiva de los próximos años. Una tecnología que promete cambiar para siempre los modos de competir y hacer negocios; y con ello, las formas de interactuar y experimentar el mundo.

 

qué es un metaverso

En 5 años, las marcas deberán estar en el metaverso o sobrevivir en el intento de no hacerlo.

El metaverso. Más cerca de lo que creemos

En un informe reciente sobre la experiencia del cliente digital como el centro de la estrategia de los negocios, el MIT y la multinacional japonesa NTT DATA describen las tecnologías que en los próximos años marcarán el rumbo de las empresas en un mercado cada vez más digital y más desafiante.

Blockchain, e-commerce y analítica aumentada son algunas de estas tecnologías. Pero en primer lugar destaca el metaverso.

Según la opinión de expertos consultados en el informe, “en 5 años las marcas deberán estar en el metaverso, o sobrevivir en el intento de no hacerlo”.

Esta premisa se basa en el reconocimiento del verdadero potencial de la realidad extendida (XR), que supondrá, entre otros, una nueva forma de interacción con el cliente y un sinfín de oportunidades en la experiencia de compra.

Pero, ¿qué es el metaverso?

Un metaverso es un entorno digital (o de realidad extendida) que permite a las personas interactuar entre sí y con objetos en tres dimensiones.

Estos entornos virtuales hoy son posibles gracias a la fusión de dos tecnologías: la realidad virtual (RV) y la realidad aumentada (AR).

Para interactuar en esta clase de entornos, los usuarios crean avatares. Estos son personajes virtuales que se pueden configurar y customizar para realizar acciones similares o diferentes a las que realizamos en el mundo real.

Para el futuro del marketing digital, el potencial de estas experiencias inmersivas e interactivas es inconmensurable. Permitirán, por ejemplo, que los clientes puedan explorar y probar productos antes de comprarlos.

Hasta hace poco el precio de los dispositivo de realidad virtual (como las gafas Oculus) eran una barrera para la penetración de estas experiencias en el mercado. Pero los precios están descendiendo hasta niveles relativamente asequibles. Por lo que cabe esperar que en los próximos años continúen haciéndolo, con prestaciones y complementos aún imprevisibles.

 

Pero, ¿qué es el metaverso?

La realidad extendida (XR) permitirá explorar y probar productos antes de comprarlos.

La evolución de Internet

A finales de 2021, cuando Mark Zuckerberg anunció la transformación de su compañía en metaverso y el cambio del nombre de Facebook por Meta, afirmó que “el Metaverso es la evolución natural de Internet”.

Ciertamente, se está operando un cambio en la forma de concebir “la red de redes”. Un cambio que va de lo pasivo/informativo a lo activo/interactivo.

Estudios académicos ya habían previsto el salto de la bidimensionalidad de los sitios web insertos en pantallas a la tridimensionalidad esférica de los entornos 3D.

El siguiente salto lógico, es el paso de un conjunto de entornos 3D independientes a una red integrada de mundos virtuales. La evolución de Internet al Metaverso.

Las implicaciones sociales y económicas de un cambio tal aún son difíciles de calibrar. Pero de lo que no cabe duda, es de que los metaversos traen consigo una nueva dinámica económica y empresarial, en la que ninguna marca querrá quedarse por fuera.

De hecho, ya operan en estos entornos inmersivos marcas como Burberry, Gucci, Louis Vuitton, Adidas o Nike. Esta última incluso tiene casi a punto su propio mundo virtual Nikeland.

Microsoft, por su parte, ya ha lanzado la versión beta de Mesh, un entorno virtual con aplicaciones profesionales y educativas que permite a las personas conectarse con una presencia holográfica y colaborar desde cualquier lugar del mundo.

 

Ethereum es la criptomoneda de The Sandbox

Ethereum, criptomoneda del metaverso The Sandbox.

La evolución de la economía

Algunas entidades financieras y consultorías de gestión también están preparando su salto a los metaversos para hacer negocios y dar servicio a sus clientes.

Este mismo año, por ejemplo, la firma Boston Consulting Group (BCG) anunció que abría oficinas en Sandbox, uno de los principales metaversos descentralizados (basados en tecnología blockchain), donde los usuarios pueden monetizar experiencias y generar ingresos utilizando la criptomoneda Ethereum.

En otro metaverso, Decentraland, se vendió hace poco un local virtual por 2,4 millones de dólares en su criptodivisa Mana. El local, de 560 metros cuadrados, está ubicado en la exclusiva calle virtual de Fashion Street, donde se planea albergar desfiles de moda con empresas del sector.

A esto —la imbricación del dinero aceptado en el mundo real y las monedas virtuales admitidas en los metaversos— es a lo que los expertos llaman la metaeconomía.

Para muchos, la metaeconomía significará finalmente la superación de la clásica dualidad entre economía real y economía financiera; algo que ya venía siendo abonado por la economía digital.

La creación de activos digitales de todo tipo (obras artísticas, música, moda, diseños, propiedades inmobiliarias y mobiliarias), promete abrir un nuevo horizonte de transacciones y operaciones de consumo e inversión, con posibilidades incluso potencialmente mayores que las del mundo real.

Mana es la criptomoneda de Decentraland.

Mana, criptomoneda del metaverso Decentraland.

Ejemplos de metaverso

Existen dos tipos de metaversos: centralizados y descentralizados. Los primeros son cerrados y pertenecen a empresas concretas, como los que planean lanzar Meta y Microsoft.

Los segundos son abiertos y están construidos con tecnología de cadena de bloques o blockchain, la misma que sustenta las criptomonedas y los tokens no fungibles o NFTs.

En un metaverso, esta tecnología permite la adquisición de propiedades virtuales, el florecimiento de una economía virtual autónoma y el establecimiento de un régimen de gobernanza basado en una DAO (Decentralized Autonomous Organization).

Los siguientes son los principales metaversos descentralizados que operan actualmente.

Bloktopia

La ambientación de este metaverso tiene una clara tendencia cyberpunk, por lo que ha llamado la atención entre la comunidad gamer.

Consiste en un edificio de 21 pisos donde es posible conocer a otros participantes, interactuar, aprender y hacer negocios.

A través de la compraventa de distintos NFTs los usuarios pueden, por ejemplo, mejorar su avatar con ropa y complementos o alquilar espacios para usos publicitarios.

SecondLive

SecondLive se lanzó en 2003 como una red social que permitía la interacción entre avatares, los cuales incluso podían realizar transacciones económicas.

Para muchos fue una curiosidad futurista, pero en realidad se trató de un proyecto precursor que hoy continúa evolucionando.

Entre sus nuevas prestaciones, SecondLife ofrece un mercado NFT para el intercambio de objetos de colección.

Decentraland

Es un metaverso especialmente interesante porque permite a los jugadores tomar un papel activo en la gobernanza de la plataforma.

Combina criptodivisas, NFTs y bienes raíces virtuales para crear criptoeconomías complejas.

Los NFT se usan para representar objetos de colección. Con la criptomoneda MANA se adquieren las LAND, parcelas de tierra de 16×16 metros.

The Sandbox

The Sandbox es un metaverso basado en la criptomoneda Ethereum que permite a los usuarios comprar terrenos virtuales.

No tiene una ambientación predeterminada, pues cada usuario puede personalizar todos sus terrenos mediante programas gratuitos.

Celebridades y marcas como Snoop Dogg, Adidas, Paris Hilton, The Walking Dead y Gucci ya tienen sus terrenos en este metaverso.

Axie Infinity

Concretamente se trata de un videojuego play to earn (P2E) basado en blockchain que permite a los jugadores obtener ingresos.

Los jugadores luchan batallas con sus axies, criaturas fantásticas que les permiten ganar recompensas en criptomonedas.

Sus más de tres millones de usuarios registrados están mostrando el potencial de esta nueva forma de interactuar y monetizar combinando tecnología, entretenimiento y finanzas.

De la ciencia ficción a la realidad

El primer uso de la palabra ‘metaverso’ se atribuye a Neal Stephenson, autor de la novela cyberpunk Snow Crash, publicada en 1992. Otra novela (y también filme de culto) que recogió este concepto fue Ready Player One, publicada en 2011 por Ernest Cline.

Hoy, las innumerables aplicaciones del concepto ‘metaverso’ comienzan a desmarcarse de la ciencia ficción y se asientan cada vez más en la realidad plausible.

Experiencias, eventos, negocios. Parece que todo podremos hacerlo en estos espacios digitales donde las personas interactúan a través de sus avatares virtuales.

Los siguientes son algunos ejemplos de cómo podrían beneficiarse distintos sectores en este nuevo mundo de retos y oportunidades.

Moda

Con el metaverso el sector de la moda multiplicará sus ventas. Tendremos un avatar configurado con nuestras medidas, elegiremos la ropa que nos gusta y la probaremos como si estuviésemos en la tienda.

Ocio

En el metaverso participaremos en deportes electrónicos, videojuegos, scape rooms, karaokes y discotecas virtuales, casi como lo hacemos en la ‘vida real’.

Real state

Imaginemos un metaverso en el que se reproducen a la perfección las casas y sus estancias, las calles y el entorno urbano. Un avatar podría recorrer allí esas habitaciones, subir escaleras, abrir las puertas y ver a través de las ventanas. Incluso puede que oler las flores de los jardines.

Psicología

Los psicólogos podrán crear entornos virtuales para realizar sus consultas. El paciente (su avatar), hablará con su terapeuta recostado en un diván virtual.

Consultorías y negocios

Con el metaverso las reuniones virtuales serán mucho más reales. Los avatares compartirán un mismo espacio virtual y, gracias a la tecnología holográfica de nueva generación, no se perderán importantes detalles como el lenguaje corporal.

Muebles y decoración

La recreación de entornos virtuales de gran precisión nos permitirá probar cómo quedan muebles y productos de decoración en nuestra casa antes de comprarlos.

Turismo

Con el metaverso será más fácil planificar las vacaciones y elegir alojamiento. Visitaremos previamente nuestra habitación de hotel y pasearemos por las calles que vamos a visitar.

  >> Suscríbete a ADERAL Blog para estar al tanto de todas las novedades de la mayor agencia digital de Madrid Norte y hacer parte de una comunidad creativa y empresarial comprometida con el éxito y la transformación.  

 


Sobre ADERAL Agencia

Somos una agencia creativa especializada en branding y estrategia digital con más de 30 años de trayectoria. Trabajamos junto a clientes y socios de negocio para impulsar el éxito en contextos de cambio y disrupción.